Cátedra Laudato Si

La Fundación Laudato Si colabora con el Colegio Mayor Roncalli para el desarrollo de su Cátedra Laudato Si

La Cátedra Laudato Si es un espacio en el Colegio Mayor Roncalli para la confluencia de saberes y el marco de acción para una ecología integral. El desarrollo sostenible es un reto actual que la Cátedra LS propone analizar, siguiendo las indicaciones de la Encíclica Laudato Si, incentivando los siguientes diálogos interdisciplinares:

1. Ecología ambiental, social y cultural. Diálogo entre la esfera ambiental y social

> Hay que asegurar una discusión científica y social que sea responsable y amplia, capaz de considerar toda la información disponible y de llamar a las cosas por su nombre (pto. 135). El tema del deterioro ambiental cuestiona los comportamientos de cada uno de nosotros (pto. 206).

2. Diálogo para la plenitud humana. Encuentro entre la esfera económica y política

> La íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la convicción de que en el mundo todo está conectado, la crítica al nuevo paradigma y a las formas de poder que derivan de la tecnología, la invitación a buscar otros modos de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentido humano de la ecología, la necesidad de debates sinceros y honestos, la grave responsabilidad de la política internacional y local, la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida. (pto. 16).

La política no debe someterse a la economía y ésta no debe someterse a los dictámenes y al paradigma eficientista de la tecnología. Hoy, pensando en el bien común, necesitamos imperiosamente que la política y la economía, en diálogo, se coloquen decididamente al servicio de la vida, especialmente de la vida humana. (pto. 189).

No basta conciliar, en un término medio, el cuidado de la naturaleza con la renta financiera, o la preservación del ambiente con el progreso. En este tema los términos medios son sólo una pequeña demora en el derrumbe. Simplemente se trata de redefinir el progreso (pto. 194).

3. Ecología de la vida cotidiana. Diálogo entre la esfera ambiental y ética

> Una ciencia que pretenda ofrecer soluciones a los grandes asuntos, necesariamente debería sumar todo lo que ha generado el conocimiento en las demás áreas del saber, incluyendo la filosofía y la ética social. Pero este es un hábito difícil de desarrollar hoy. Por eso tampoco pueden reconocerse verdaderos horizontes éticos de referencia. La vida pasa a ser un abandonarse a las circunstancias condicionadas por la técnica, entendida como el principal recurso para interpretar la existencia. En la realidad concreta que nos interpela, aparecen diversos síntomas que muestran el error, como la degradación del ambiente, la angustia, la pérdida del sentido de la vida y de la convivencia. Así se muestra una vez más que “la realidad es superior a la idea”. (pto. 110).

4. Diálogo de las religiones con la ciencia. Diálogo entre la esfera ambiental y teológica.

> La ciencia y la religión, que aportan diferentes aproximaciones a la realidad, pueden entrar en un diálogo intenso y productivo para ambas. (pto. 62